El eterno retorno de la política

Sobre políticas estéticas de Jacques Rancière – El eterno retorno de la política.

Aunque en realidad se trataba de algo anunciado desde hacía mucho tiempo, drug tras el 11 de septiembre, sale el retorno de la política, decease como de lo real, señalaron definitivamente el fin de la fiesta de la posmodernidad, o al menos de esa posmodernidad celebratoria y acomodada, que ha pillado a muchos con una monumental resaca. Perplejo ante la ofensiva ideológica en todo el mundo no solo de la derecha conservadora, los llamados neocons, sino de los fundamentalistas teoconservadores, con Bush, Juan Pablo II y su sucesor Benedicto XVI a la cabeza el mundo del arte trata de reubicarse y encontrar nuevos caminos más acordes con los tiempos que corren. A

rtistas, críticos, curadores y responsables institucionales se ven en la necesidad de dar alguna respuesta a los nuevos problemas políticos planteados por quienes defienden la guerra preventiva, la represión de la homosexualidad, la obligatoriedad de la religión en la escuela o la sustitución de los derechos sociales por la caridad, y a la vez hacen más ricos a los ricos, aumentan las legiones de pobres en todo el orondo y son indiferentes a la catástrofe ecológica que se nos viene encima. Tras la fiesta transvanguardista de los ochenta y de la pequeña política de lo correcto de la era Clinton, parece que vuelve la política con mayúscula. El arte político perfectamente neutralizado y estetizado por la sociedad del espectáculo que practicaron con toda legitimidad las Bárbara Kruger y los Hans Haacke tiene que ceder el paso a otra forma de relación entre el arte v la política, porque hoy las exigencias no ya de democracia radical o de democratización, sino de mera defensa y supervivencia de la democracia existente, se han hecho perentorias e inaplazables.


Para el discurso filosófico sobre el arte se trata de una situación nueva, aunque sobre el trasfondo de lo Na conocido y familiar, en realidad de lo ya muy conocido. No olvidemos que el discurso sobre el arte comenzó con la condena platónica del arte por engañoso y éticamente peligroso v con la exigencia de su sometimiento al orden político establecido.

Texto completo aquí Sobre politicas esteticas, Jacques Rancière

Este libro nace a raiz de una conferencia y de un seminario que, a propuesta de Manuel J. Borja-Villel, tuvieron lugar en el Museu d'Art contemporani de Barcelona en mayo de 2002, sobre el tema de las relaciones entre estática y política.

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube